La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha abierto este martes el curso universitario en un acto solemne celebrado en el Aula Magna de la Universidad Carlos III de Madrid, en el campus de Getafe, junto a los rectores.

La dirigente madrileña ha hecho hincapié en que este será el curso “de la recuperación de esta región pujante y valiente, motor económico de España y segunda casa de todos”. Ayuso cree que la Universidad debe presentar soluciones a los retos del futuro, “sin olvidar preservar el patrimonio milenario de ciencia, arte y cultura”. “Ellos son el suelo que pisamos y las raíces que impiden que nos lleve la tormenta”, ha recalcado a continuación.

En este sentido, ha mostrado el compromiso de su Gobierno con las universidades y como ejemplo ha indicado que seguirán con sus política de puertas abiertas de la universidad, trabajando para que los estudiantes siempre puedan seguir adelante con su formación y no se queden atrás. Por ello, ha recordado que van a abaratar los precios públicos universitarios y reforzar las becas y ayudas. Reducirán en un 20% las tasas de los grados y en un 30% el de las tasas de los másteres habilitantes en el curso 2022-2023.

UNInMadrid

Además, para atraer a estudiantes de todo el mundo, han creado un nuevo instrumento, UNInMadrid, una gran plataforma de promoción de la región como destino universitario. “Vamos a una Universidad sin fronteras, de grandes alianzas entre campus, un nuevo entorno donde las trabas burocráticas no frenen el enriquecimiento académico y personal de estudiantes, profesores e investigadores”, ha manifestado.

“Vamos hacia una educación más flexible y personalizada donde se pueda elegir arrancar los estudios en Amberes, continuarlos en Roma y terminar con una especialidad en una universidad de Madrid”, ha insistido a continuación.

“LA UNIVERSIDAD ESTÁ EN PELIGRO”

Antes de finalizar su intervención la presidenta madrileña ha aprovechado para criticar la nueva Ley de Universidades que impulsa el ministro Manuel Castells (Unidas Podemos), al considerar que es “perverso” que busque “aislarla mientras se politiza, se infiltran ideologías y se favorecen endogamia”.

En este sentido, Ayuso ha avisado que “la universidad está en peligro”, añadiendo que “se atacan a todas sus bases empezando por la fundamental que es la verdad, al negarse la libertad para buscarla y los instrumentos para convertirla en saber”.