El alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, ha reiterado este martes que no tiene intención de presentarse como candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid dentro de dos años, ni de abandonar la Alcaldía, pese a presentarse a la secretaría general del PSOE de la región, en las primarias del partido del 23 de octubre.

“He transmitido un mensaje de tranquilidad a mis vecinos, porque quiero seguir siendo el alcalde de Fuenlabrada”, ha precisado, tras asegurar que tiene un proyecto y un compromiso desde hace dos años que debe “cumplir”. No obstante, Ayala ha precisado que ha conocido un “modelo” aprendido en Fuenlabrada que quiere trasladar al PSOE-M.

Además, aprovechando la presencia de la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, Ayala le ha espetado que le “quiera un poquito más”, aunque no le apoye en el proceso de primarias, tras decantarse ésta por la candidatura del portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato.

Tras un acto en Fuenlabrada para estudiar el dispositivo de seguridad en las próximas fiestas, Ayala ha recordado las declaraciones de Mercedes González en las que dijo que apoyaba a Lobato porque “le quería mucho”. “Yo simplemente espero que cuando te vayas de la reunión de hoy me quieras un poquito más aunque no me apoyes”, ha apostillado en tono distendido el alcalde fuenlabreño.

LA DELEGADA RECOGE EL GUANTE

Por su parte, la delegada ha respondido que el encuentro de este martes era el primero que mantenían desde que Ayala recibió el bastón de mando del exalcalde Manuel Robles, hace cuatro años. “No hemos vuelto a coincidir. Es verdad que el cariño es con mucho roce y espero que esto sea el inicio de una profunda amistad”, ha replicado.

Previamente, ha explicado que ofreció su apoyo a Lobato por su “vinculación” personal con él, pero ha precisado que también deseó “toda la suerte al alcalde de Fuenlabrada”. “Estoy convencida de que mi partido saldrá fortalecido de este proceso, y mi voto vale lo mismo que el de cualquier otro militante. Y eso, gane quien gane, es importantísimo”, ha zanjado.