La candidata de Más Madrid a las elecciones del 4 de mayo, Mónica García, le ha cogido fobia a los franceses. No habla de ingleses, marroquíes, peruanos, argentinos, colombianos, nigerianos o senegaleses. Ni extremeños, catalanes, manchegos o andaluces, que viven, trabajan, estudian y vienen a Madrid, ciudad libre y abierta. Solo de los galos.

Y es que si ayer hablaba de “hordas de turistas franceses” en un mensaje con cierto tono despectivo y xenófobo, lo que le valió la reprimenda de la mismísima Embajada de Francia, hoy volvía hacer alusión a los vecinos de los Pirineos, comparando a Toni Cantó con “turistas de borrachera”, refiriéndose nuevamente a los ciudadanos francos y dando una sensación de ‘turismofobia’, inexistente en la región.

Ayuso: “Madrid es, entre otras muchas cosas, libertad, cultura, deporte, gastronomía y benditos bares y restaurantes”

En esta ocasión ha sido la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la que ha tenido que recordarle a la candidata del partido de Errejón, que “Madrid es, entre otras muchas cosas, libertad, cultura, deporte, gastronomía y benditos bares y restaurantes”, diciendo a todos los ciudadanos del mundo: “bienvenidos a Madrid”.

Así ha reprochado a García ser parte de “los creadores de la turismofobia, ‘el Zendal mata’, ‘Madrid es inseguro para las mujeres’ y ahora ‘Madrid solo ofrece borracheras'”.