La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que Madrid “no está en rebeldía”, por lo que cumplirá “todas las ordenes”, impuestas por el Gobierno de España “de manera estricta”. Si bien, eso sí, ha avisado que irá a los tribunales.

“Esta Comunidad no está en rebeldía, este Gobierno no está en rebeldía y cumplirá todas las ordenes de manera estricta, porque no somos como sus socios independentistas. Ahora eso sí, iremos a los tribunales nuevamente como hicimos con el pase de fase”, ha manifestado en su intervención en el Pleno de la Asamblea de Madrid, dirigiéndose al PSOE.

Así, el Gobierno de Madrid buscará “defender los intereses legítimos de los madrileños y que las medidas se ajusten a la normativa, a la realidad, que sean objetivas y justas”, porque sino se volverá a esas “colas del hambre y del paro” que la izquierda multiplica “por defecto”.

La dirigente madrileña ha indicado que el lunes acordaron “diálogo y consenso” en una reunión en el que estuvo el vicepresidente, Ignacio Aguado, y dos ministros, Salvador Illa y Carolina Darias.

Justo después, según ha explicado, vieron en la prensa y al día siguiente “en una orden escrita en un ladrillo intentando que nadie entienda nada” que buscaban “imponer de manera unilateral a todas las comunidades un criterio” que como se ha visto “de manera alegal ahora ya está publicado en el BOE”.