La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha suspendido la reunión que tenía previsto tener este viernes con los alcaldes de algunos municipios del sur de la autonomía: Alcorcón, Arroyomolinos, Getafe, Fuenlabrada, Leganés, Móstoles y Parla.

Entre estas ciudades se encuentran algunas de las que registran mayor incidencia de coronavirus, y que podrían sufrir desde mañana viernes las nuevas restricciones que aprobará la Comunidad, que serán limitación de la movilidad y reducción de la actividad.

En declaraciones a los medios, la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha hecho un valoración “tremendamente negativa” de la forma de gestionar la pandemia que tiene Ayuso y su Gobierno.

“A menos de 24 horas a los municipios de la zona sur, a los alcaldes y alcaldesas de la zona sur, que son las zonas más afectadas por la pandemia nos acaban de suspender una reunión en la que queríamos tratar precisamente de eso, de la pandemia”, ha trasladado.

Por su parte Javier Ayala, alcalde de Fuenlabrada, también ha reaccionado diciendo sentirse “preocupado por el desgobierno en la Comunidad”. A su juicio, “es lamentable que en medio del ruido generado por Ayuso y su equipo, en relación a posibles medidas restrictivas en el sur, la presidenta suspenda la reunión”.

Como medida de presión, Fuenlabrada acogerá mañana una reunión extraordinaria, presidida por el propio Ayala a las 11.00 horas, que contará con la participación de las regidoras de Alcorcón, Getafe y Móstoles; y los alcaldes de Leganés, Parla y Pinto, todos ellos del PSOE. Éste último de hecho, el socialista Diego Ortiz, ni siquiera había sido convocado a la reunión con Ayuso.