Comisiones Obreras de la Comarca Sur ha denunciado este lunes, que la proliferación de vertidos ilegales en el sur de Madrid “es un grave problema medioambiental que se puede convertir, si no se toman medidas urgentes, en un problema de salud pública”.

El sindicato pone el foco en Pinto y Getafe, donde en caminos o naves industriales abandonadas, “se acumulan todo tipo de residuos; muebles y sofás viejos, neumáticos usados, neveras de las que se ha retirado las partes metálicas y principalmente, restos de obras”. Si bien inciden en que el más peligroso es el amianto en su forma más conocida, el fibrocemento”.

“Años después nos encontramos con un problema de vertidos incontrolados de este material, que tiene que ser retirado con un protocolo estricto para evitar que disemine sus peligrosas partículas al medio ambiente, con el peligro que esto supone para la salud de todos y todas”, explican.

A su juicio, “es necesario que se creen comisiones de trabajo específicas para este tema en cada municipio en donde no las haya. Y en donde están previstas, como el caso de Pinto y Getafe. en donde no parece que haya interés en convocarlas, se haga de una vez por todas”.

Para Comisiones Obreras de la Comarca Sur “un buen comienzo sería la realización de un registro de edificios públicos y privados que contengan amianto en cualquiera de sus formas”. Por lo que piden a las administraciones locales, junto a la Comunidad de Madrid, un plan integral para atajar esta problemática.