Hace un par de días abrió la ronda de entrevistas Unai Bustinza y este martes ha sido Rubén Pérez, segundo capitán del CD Leganés, el encargado de someterse a las cuestiones que le han planteado los medios de comunicación que cubren habitualmente la actualidad del conjunto pepinero. De entre sus numerosas respuestas cabe rescatar un buen puñado de interesantes reflexiones.

No esconde Rubén, para empezar, lo atípico de la situación actual. “Está siendo y va a ser una pretemporada diferente. No estamos acostumbrados a estos entrenamientos individualizados y seguramente echaremos de menos algún que otro partido amistoso”, admite, “pero tenemos que adaptarnos a lo que estamos viviendo y así lo van a hacer también el resto de equipos”.

Pese a todos estos imponderables, el centrocampista pepinero no cree que vayan a acusar en exceso este forzado parón “porque todos nos hemos cuidado en nuestras casas y espero que volvamos lo mejor posible. Somos profesionales”, recalca, “y no empezamos de cero porque llevamos muchos años trabajando a nivel táctico, físico y mental. Estamos capacitados para poder reanudar la Liga sin problemas”.

“Estamos ansiosos por empezar la competición lo antes posible; no estamos para quejarnos ni para pensar en cosas que no dependen de nosotros”

Más allá de las lógicas precauciones e incertidumbres que rodean este retorno, Rubén subraya que “estamos ansiosos por empezar la competición lo antes posible, no estamos para quejarnos ni para pensar en cosas que no dependen de nosotros”, asegura antes de agregar que “esperemos coger la forma y competir lo antes posible. Creo que el fútbol es algo que viene bien mentalmente al país y, a lo mejor, en otras ligas se han precipitado un poco”.

El presente curso ha venido cargado de contratiempos para el colectivo pepinero, aunque para el andaluz, “el equipo siempre ha seguido compitiendo. Faltando once jornadas estamos en una situación buena, no la que nos gustaría, pero si miramos la clasificación hace tres meses hubiéramos firmado estar como estamos ahora”. De ahí que esté plenamente convencido de que “el equipo va a competir como ya lo ha hecho, vamos a pelear y no vamos a poner excusas.  Empieza una nueva temporada con once partidos que son once finales para nosotros en las que nos jugamos la vida y mentalmente vamos a estar preparados para lo que viene”, afirma.

Ya por último, y al margen del plano deportivo, el jugador sostiene que “seguro que seremos mejores personas cuando todo acabe. Parece que hace tres meses vivíamos una vida un poco irreal, no le dábamos mucha importancia a detalles que ahora vemos que sí la tienen”, por lo que “esperemos que no se nos olvide y que sea una lección para todos. Ha sido un golpe muy duro para todo el país”.