centro de salud pinto

Diversos centros de salud de la Comunidad de Madrid han sufrido robos de material fuera de horario de actividad en los últimos días, con sustracción sobre todo de recetas, sellos y algún tipo de medicación. Hurtos que han sido denunciados a la Guardia Civil, según han indicado desde la Consejería de Sanidad y el sindicato de enfermería SATSE.

En concreto, SATSE ha señalado que los robos se han producido en centros de salud de Soto del Real, Boalo, Navalafuente, Morata, Campo Real, Pinto, Canillejas o Los Alpes. Por su parte, desde la Consejería de Sanidad explican que se han detectado 11 casos de robo de material, centrado sobre todo en recetas. Solo en uno de los casos se ha sustraído un equipo informático.

A su vez, desde Sanidad señalan que los desperfectos o daños producidos han sido mínimos y que se han resuelto “inmediatamente” por el Servicio de Mantenimiento de Atención Primaria. Por tanto, se ha procedido a interponer las correspondientes denuncias y ya se ha mantenido una reunión entre la administración y la Guardia Civil para revisar dichas denuncias y llevar a cabo “actuaciones conjuntas”.

A su vez, Sanidad ha contactado con el Colegio de Farmacéuticos, para coordinarse al respecto y realizar un seguimiento conjunto de las incidencias, al tratarse “principalmente de robo de recetas”. Además recalca que la mayoría de los centros disponen de sistemas de seguridad auxiliar y centrales antiintrusión y se están revisando los centros para reforzar dichas medidas.

“OLA DE ROBOS”

El sindicato SATSE ha reclamado medidas ante lo que define como “ola de robos” en centros de salud en los quince últimos días, entre ellos el de Pinto. En un comunicado, ha apuntado que esta situación “está provocando una cierta inseguridad en los profesionales, que ya no se sienten seguros ni cuando están trabajando”.

Por ello, el sindicato reclama, además de una “mayor seguridad pasiva”, que la Comunidad contrate un seguro de robo que cubra a los trabajadores cuando se produzca un hecho de este tipo. Destacan que en la actualidad, algunos profesionales “se quejan de que ante un robo en su centro de trabajo, la administración no se hace cargo a pesar de que ocurre en una dependencia de la propia Comunidad”.

En este sentido, la portavoz de SATSE en Madrid, María de la O Escribano, ha explicado que “la falta de seguridad pasiva” en algunos centros hace que “sea fácil acceder a la zona privada donde los trabajadores del centro dejan sus pertenencias”.

“No es posible trabajar con llaves, cartera, documentación del coche si se lleva o con el bolso, por eso pedimos que, en aquellos centros donde los trabajadores lo soliciten, se incremente la seguridad pasiva (cerraduras más sofisticadas, rejas, cristales y ventanas blindadas, etc.) o física en aquellos lugares donde se reclamen”, ha lamentado.