esmasa

Nueva crisis en el Consejo de Administración de ESMASA. Ciudadanos ha abandonado temporalmente la empresa municipal de recogida de residuos de Alcorcón al entender que se estarían cometiendo “presuntas irregularidades en el Consejo”.

“Si el portavoz de Ganar Alcorcón quiere continuar con el funcionamiento de ESMASA, sin cumplir los cauces legales para su nombramiento como presidente y el del resto de consejeros, no nos va a encontrar” ha declarado Diana Fuertes, portavoz de Ciudadanos en Alcorcón.

A este respecto, Fuertes ha añadido que la formación naranja “no va a ser cómplice de las presuntas irregularidades que se están cometiendo desde la época de David Pérez en la inscripción registral de los consejeros”.

La portavoz Ciudadanos ha propuesto la convocatoria de una Junta General que “trate de desbloquear esta situación, informe al resto de la Junta sobre la situación actual, y acuerde los pasos a seguir para contar con la seguridad jurídica de los consejeros”. Y hasta que eso no ocurra ha dicho que no volverán al Consejo.

“REHUIR LAS OBLIGACIONES ES INACEPTABLE”

Tras la decisión de Ciudadanos, desde ESMASA han explicado que la empresa municipal “arrastra problemas en su inscripción en el Registro Mercantil como consecuencia de una continuada gestión defectuosa en los sucesivos cambios de dirección durante el Gobierno del PP”. Y añaden que están tratando de “poner en orden” la situación jurídica de la empresa.

Así han propuestos desde la Dirección de la empresa municipal “cesar a los miembros que actualmente constan en el Registro Mercantil y actualizarlos en relación con la nueva realidad procedente de los resultados electorales de mayo de 2019”.

“Tenemos a un PP en desacato que no nombra consejeros. Un VOX que se ha retirado para evitar ser tachado por los populares de colaboracionistas y un Ciudadanos que ayer dijo que se negaba a resolver el problema y se marchaba del Consejo”, ha dicho el presidente de ESMASA, Jesús Santos.

El líder de Ganar Alcorcón cree que “discrepar es legítimo y necesario, pero rehuir las obligaciones es inaceptable”, y añade que “la oposición, movida por intereses partidistas, en una competición entre PP y VOX por ver quién dice la mayor barbaridad y el vértigo de Ciudadanos ante su hundimiento, no se ha colocado contra el Gobierno, se ha colocado contra el patrimonio de Alcorcón”.