La Confederación Nacional de Trabajadores (CGT) ha convocado una huelga de 23 horas en Renfe y Adif para el próximo 21 de diciembre. Esta huelga, según un comunicado del sindicato, se extiende a todo el servicio nacional.

“Los objetivos de la huelga siguen siendo la defensa de los intereses sociales, laborales y económicos de las trabajadoras y trabajadores ferroviarios“, explican desde CGT, que denuncian “el inmovilismo negociador por parte de las empresas públicas”.

En este sentido, el sindicato alerta que no se está aplicando la reducción de la jornada semanal a 37 horas y media fijada por ley y que se están externalizando labores de mantenimiento y prestación de servicios, así como falta de reposición en el empleo, cuando la media de edad de la plantilla es de 55 años.

CGT también insta a la creación de un “holding potente” con la fusión de Adif y Renfe, al igual que Francia y Alemania han hecho con sus empresas públicas estatales ferroviarias administradora de la infraestructura y operadora del servicio

CGT además, sigue manteniendo los paros parciales en el Colectivo de Circulación en todos los Puestos de Mando de la red ferroviaria que tienen unas condiciones laborales muy específicas; paros que se extienden desde el pasado mes de noviembre y que se ampliarán hasta enero del 2019. Estos paros no afectan a los trenes de viajeros pero sí, a los trabajos de mantenimiento de la infraestructura y estaciones dependientes de ADIF.