emt madrid

La asamblea de trabajadores de la EMT (Empresa Municipal de Transportes) reunida en turno de mañana ha acordado convocar paros parciales de dos horas los días 22, 25, 27 y 29 de noviembre en todos los turnos. Además han aprobado realizar una huelga de 24 horas el próximo día 3 de diciembre.

El representante de CC.OO en la empresa municipal madrileña, Antonio Camacho, explica que su principal demanda para ir a la huelga es la reivindicación de un aumento de plantilla, de 200 efectivos inmediatamente y de hasta 500 para el año que viene. Así los paros se harán en los turnos de mañana, tarde y noche, en franjas diferentes y escalonadas.

El representante de CC.OO ha alertado que actualmente hay en la calle 100 autobuses menos, lo que equivale a 350 turnos menos

Camacho ha relatado que el día 20 de noviembre mantendrán otra asamblea de trabajadores para valorar la continuidad de las movilizaciones en caso de que el Ayuntamiento de Madrid, para esa fecha, ofrezca “algo interesante” a la parte social, que está abierta a una negociación para evitar los paros.

El representante de CC.OO ha alertado que actualmente hay en la calle 100 autobuses menos, lo que equivale a 350 turnos menos. A ello se suma el cierre de la línea 4 de Metro para finales de años, por lo que requiere más conductores para poder prestar ese servicio.

Así, ha reivindicado que debe haber más contrataciones en la EMT y que hay 200 efectivos aprobados y con el reconocimiento médico pasado que están a la espera de que “los llamen y empiecen a trabajar”.

“ELECTORALISTA” 

El delegado de Movilidad y Medio Ambiento de Madrid, Borja Carabante, ha tachado de electoralista e “injustificada” la convocatoria de estos paros en la EMT. “Este Gobierno no ha adoptado ninguna decisión que altere las condiciones laborales de los trabajadores de la EMT”, ha expresado.

Así, ha incidido en que en los Presupuestos de 2020 se han contemplado “todas aquellas condiciones” establecidas en el Convenio que dejó firmado la anterior Corporación municipal de Ahora Madrid, por ello “están todas las condiciones laborales presupuestadas para 2020”.

“Ellos sabrán el motivo por el que hacen una huelga que únicamente va a perjudicar a los madrileños, muy especialmente a los que usan el transporte público para ir a trabaja, que se van a encontrar con dificultades para ello”, ha dicho Carabante, que ha sentenciado que no habrá reunión con los sindicatos hasta que se desconvoque la huelga.