Arroyomolinos tiene una asignatura pendiente con la seguridad vial. El municipio despedía 2018 con el fallecimiento de una mujer de 64 años atropellada en el paso de cebra entre la calle Marbella y la avenida Unión Europea. Y un mes más tarde, este 23 de enero, otra joven de 21 años también fallecía a causa de un nuevo atropello en la misma avenida.

La consternación y el dolor por ambas víctimas ha dado paso, primero, al pánico a sufrir un atropello que sienten los vecinos. Y, segundo, a la indignación por esa invulnerabilidad, por lo que claman para que la administración tome soluciones y evite, en la medida de lo posible, estos accidentes.

Otro joven era atropellado este fin de semana a la altura de la rotonda de las tinajas

Fundamentalmente esas quejas se están dando en redes sociales, donde muchos arroyomolinenses están contando sus experiencias y como en algún momento, en varias calles del municipio y sobre todo en la mencionada avenida de la Unión Europea, han estado a punto de perder la vida por la excesiva velocidad a la que circulan los vehículos. Denuncias que dejan en evidencia que ser peatón en Arroyomolinos, a día de hoy, es un riesgo de muerte más que probable.

La alarma además de acrecentaba este fin de semana donde otro joven resultó atropellado a la altura de la conocida rotonda de las tinajas, en la M-413. El varón sufrió un traumatismo craneoencefálico con conmoción cerebral y fue trasladado al hospital de Alcorcón donde ya ha sido dado de alta.

El relato lo ofrecía el propio alcalde de Arroyomolinos, Andrés Martínez, que aseguraba haber estado en el lugar de los hechos, donde la Guardia Civil hizo la prueba de la alcoholemia al conductor que aseguró que el chico se le había echado encima. La madre del herido, en cambio, manifestaba a este periódico, que el chico estaba cruzando el paso de peatones.

“ACTOS DE NEGLIGENCIA”

El alcalde ha tratado de responder a todas las quejas vecinales en cuanto a la seguridad vial y desde un primer momento ha recalcado que “las dos muertes que hemos tenido en un mes son por actos de pura negligencia y no por carencias urbanísticas”.

De este modo, el primer edil de Arroyomolinos considera que los accidentes “se habrían producido de todas maneras por más radares, badenes y semáforos que pongamos”. Lo que en su opinión demuestra que “cuantas más medidas coercitivas a la velocidad se instalan en un municipio, el resultado es peor”.

MEDIDAS IMPULSADAS POR EL AYUNTAMIENTO

En el caso concreto de la M-413, Martínez explica que el Ayuntamiento de Arroyomolinos está “esperando la autorización de red de carreteras de la Comunidad de Madrid” para cambiar la luminaria del recorrido a su paso por el municipio. Reconoce que el problema de visibilidad es de hace treinta años pero que, por problemas de competencia y burocráticos, es necesaria la confirmación de la Comunidad de Madrid para actuar en esta vía concreta.

El alcalde achaca los últimos atropellos a “actos de negligencia” y no a la deficiencia de urbanismo

En otras calles de titularidad municipal, en cambio, el regidor arroyomolinenses ha asegurado que ya se está actuando. Así por ejemplo, Andrés Martínez ha destacado el funcionamiento del rádar móvil, que a su juicio “ha bajado la velocidad media del algunas calles de manera sustancial”. Además recalca que “es la medida más justa de todas porque solo paga el que infringe”, si bien admite que el Consistorio, “no tiene medios para poner muchos radares”, e insiste en la necesidad de la importancia de más educación vial y concienciación de los conductores y peatones, tanto a la hora de circular como de mirar en ambas direcciones al cruzar.

Por otro lado y ante las demandas vecinales, Andrés Martínez explica que se ha logrado la instalación de un semáforo en la vía de la Rinconada II al Zarzalejo, “por ser un punto muy peligroso”.

Además, ha hecho hincapié en que se ha hecho un plan especial de repintado de pasos de cebra donde, como en el caso de la avenida de la Unión Europea, se han instalado avisadores de que está cruzando un peatón. A todas luces una medida que, como alertan los vecinos, parece insuficiente a raíz de los últimos atropellos en la zona. De ahí la necesidad de invertir más en seguridad vial. Compromiso al que se ha avenido el propio regidor en redes sociales.

Otro joven resultaba atropellado en la conocida como avenida de las tinajas. Fue trasladado al hospital de Móstoles

ENCUESTA