La Policía Nacional ha desmontado el dispositivo policial en la estación de Atocha, que ha obligado a detener varios trenes y a desalojar la estación, tras realizar las comprobaciones pertinentes y comprobar que se trata de una falsa alarma.

El Cuerpo Nacional de Policía ha comunicado el restablecimiento de la normalidad en la estación y ha pedido a los usuarios que sigan las indicaciones de las fuentes oficiales.

Hay que recordar que la estación de trenes de Atocha había sido desalojada por amenaza de bomba tras lo ocurrido en la estación de Sants de Barcelona a primera hora, donde dos trenes de AVE habían sido desalojados por un paquete sospechoso.

Eran dos trenes que estaban en las vías 3 y 4 de la estación, según informó la policía catalana. Además, los Mossos activaron a agentes Tedax, especializados en la desactivación de artefactos explosivos. Recibieron un aviso sobre las 8.00 horas del servicio de seguridad de Adif, que ha detectado a través del escáner de seguridad un objeto con forma de un “posible artefacto explosivo” dentro de una maleta.