El alcalde de Arroyomolinos, Andrés Martínez, carga contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid de colocar semáforos en la Autovía de Extremadura (A-5), con la intención de ralentizar la entrada del tráfico rodado hacia la capital desde esta importante arteria de comunicación que utilizan cada día cientos de madrileños.

La semaforización de la A-5 provocará un aumento de los atascos y por tanto no tendrá beneficios ni sobre la calidad del aire, ni de huella ecológica ni de movilidad”, indica el regidor.

Arroyomolinos apuesta por la creación de una mesa técnica entre ayuntamientos y otras administraciones

Desde Arroyomolinos se apuesta por ampliar y crear aparcamientos disuasorios en las estaciones de los trenes de cercanías y en los puntos de conexión con el transporte público. También el alcalde propone otras medidas como la gratuidad de la Radial 5 para vehículos cero emisiones, los de alta ocupación y para los de transporte público.

Otros medidas que propone son la creación de un Bus-VAO, retomar el proyecto de ampliar la red de Cercanías hasta Navalcarnero o el fomento del coche compartido entre varios automovilistas.

“Ninguna medida unilateral redundará en una mejora de la movilidad”, afirme el alcalde, quien apuesta por que se convoque una mesa técnica, donde estén representados todos los municipios afectados, el Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid y el Consorcio Regional de Transportes para buscar soluciones para la A-5.

Según Andrés Martínez, en esa mesa se deben acordar las medidas coercitivas y compensatorias que se consideren útiles. “Por esta razón no entiendo cómo se puede tomar cualquier decisión sin contar con los Ayuntamientos afectados”, subraya. El regidor añade que “no se pueden tomar medidas unilaterales que pueden perjudicar a miles de personas, sino que deben de estar planificadas y coordinadas”.

“La colocación de semáforos provocará un aumento de los atascos”, según Andrés Martínez

Desde el Gobierno de Arroyomolinos afirman desconocer los supuestos estudios técnicos y sectoriales en los que se basa la medida de implantar semáforos en la autovía. “Lo primero que se debe tener en cuenta en la A-5 es el número de ciudadanos que usan esta infraestructura viaria o son potencialmente usuarios de esta. La mejora de la movilidad y el transporte necesita de los estudios pertinentes y la coordinación y planificación de las acciones”, añaden desde el Consistorio.

La pasada semana, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, logró que el Pleno del Ayuntamiento aprobara su propuesta de exigir al Gobierno de Manuela Carmena la paralización de Madrid Central y de la instalación de semáforos en la Autovía de Extremadura, algo que siempre ha calificado de “barbaridad”, por lo que además ha anunciado que demandará al Ayuntamiento de Madrid si sigue por este camino.

El malestar va in crescendo pues esta mañana la A-5 ha amanecido con una pancarta que responsabilizaba a Carmena y el PSOE de los atascos. Pancarta que ha sido retirada al mediodía.