El Pleno del Ayuntamiento de Alcorcón ha aprobado la propuesta del alcalde, David Pérez, de exigir al Ayuntamiento de Madrid la paralización del proyecto de Madrid Central. Exigencia que se extiende a retrasar la ordenanza de movilidad y el protocolo anticontaminación que quiere poner en marcha el equipo de Manuela Carmena.

La iniciativa defendida por David Pérez, que ya hace dos años inició un contencioso contra Carmena por el protocolo anticontaminación y que aún sigue en los tribunales, ha sido respaldada por los concejales del PP y Ciudadanos (14 ediles en total), si bien la formación naranja, a través de su portavoz Alfonso Reina, ha acusado al Gobierno de Alcorcón de falta de alternativas y solo criticar. Los concejales de IUCM-LV, PSOE y Ganar Alcorcón (13) han votado en contra de esta propuesta.

Como es costumbre en lo que va de legislatura en Alcorcón, el debate de esta moción presentada por el alcalde ha sido tenso y lleno de reproches. El regidor alfarero ha acusado a la alcaldesa de Madrid de “improvisación” y de “falta de respeto institucional”. También ha cargado contra los ediles de IUCM-LV, Ganar Alcorcón y PSOE, al señalar “no defienden los intereses y derechos de los vecinos de Alcorcón que les pagan su sueldo”.

Así, a los socialistas les ha recordado que otros compañeros de partido, como en Móstoles, se han opuesto al proyecto de Carmena de instalar semáforos en la A-5 y que ya están siendo colocados a la altura de la avenida de los Poblados. Algo que a juicio de David Pérez creará “más problemas que soluciones”. Por lo que no ha descartado la vía judicial si el proyecto sigue adelante.