hospital de fuenlabrada

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una pareja que intentó cambiar la paternidad de una recién nacida en el Hospital de Fuenlabrada. También han detenido a la madre biológica de la bebé al querer desentenderse de ella, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los hechos ocurrieron el pasado 24 de febrero, cuando una mujer tras dar a luz se desentendió totalmente de los cuidados de la bebé. Esto alertó al personal del hospital, quienes además habían detectado la presencia de una pareja “sospechosa” dentro de la habitación. Éstos se encargaron del cuidado de la recién nacida, llegando incluso a tener conversaciones con las enfermeras sobre “qué nombre elegir para la niña”.

Los hechos ocurrieron el pasado 24 de febrero, cuando una mujer tras dar a luz se desentendió totalmente de los cuidados de la bebé

De esta manera, el hospital contactó con la Policía Nacional que se hizo cargo de la investigación. Los agentes determinaron entonces que el hombre, a la hora de rellenar la ficha para una prueba médica, había puesto su propio nombre como padre de la niña para alterar la paternidad de la menor.

Así, intentaron engañar a los agentes en varias ocasiones, ya que en las primeras declaraciones ante los investigadores, la madre biológica y la pareja mantenían el fraude y trataban de convencer a los agentes de que el hombre era el padre biológico de la recién nacida.

Las tres personas fueron detenidas y puestas a disposición judicial, mientras que la menor ha quedado ingresada en el Hospital de Fuenlabrada

Los agentes constataron finalmente que la madre no quería hacerse cargo del bebé. Esto fue aprovechado por el detenido para tratar de apoderarse de la misma. Para ello acordó con la madre, que tras el nacimiento, él se haría pasar por su legítimo padre, registrando todo a su nombre. La pareja del detenido, colaboró en el engaño, haciéndose cargo de los cuidados iniciales de la bebé, por lo que también fue arrestada.

Las tres personas fueron detenidas y puestas a disposición judicial. La menor, por su parte, permanece ingresada en el Hospital de Fuenlabrada y será tutelada por los Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid.