El Ayuntamiento de Arroyomolinos ha pedido a los vecinos que extremen la precaución en las zonas verdes del municipio por la presencia de la temida procesionaria del pino. Fundamentalmente a los más pequeños y a los dueños de mascotas.

“A pesar de las medidas de prevención que hemos adoptado, las altas temperaturas harán que este año la temporada de la procesionaria sea especialmente larga”, explican desde el Consistorio.

Por ello recomiendan a todos los vecinos que “durante los meses de febrero, marzo y abril tengan especial cuidado con los niños y mascotas, sobre todo cuando paseen por zonas de pinares”.

MEDIDAS RESPETUOSAS CON EL MEDIO AMBIENTE

Fuentes municipales del Ayuntamiento de Arroyomolinos han explicado a Al Cabo de la Calle que en los meses previos a la eclosión de la procesionaria, trabajadores de EMUGESA han llevado a cabo labores para evitar que se conviertan en una plaga.

Así se han colocado trampas con feromonas, se han colocado anillos y se han quitado a mano los nidos de oruga con los trabajadores especialmente equipados. Una labor que aún se sigue realizando.

Además se van a colocar cajas nido para que los pájaros actúen contra ellas de forma natural. “Todo para evitar la fumigación. Se tarda más, pero son medidas más respetuosas con el medio ambiente y el entorno”, apuntan finalmente.