El Ayuntamiento de Batres, gobernado por el partido Agrupación de Batres y perteneciente a la Mancomunidad del Suroeste, ha anunciado este martes que dejará de pagar los recibos de la luz a las compañías eléctricas que le proveen, para “defender los derechos de los vecinos” ante el “descomunal abuso” de estas empresas y ante la “inacción” del Gobierno y del resto de las administraciones.

Víctor Manuel López Rodríguez, alcalde de este municipio de 1.700 habitantes que sufrió un fuerte incendio este verano, ha explicado a Al Cabo de la Calle que “estamos en una situación que no es sostenible. Y mientras la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, dice que es un problema de Europa, y la oposición del PP solo hecha más leña al fuego y crispa sin aportar soluciones. Por eso, si el Gobierno no hace nada tenemos que ser los ayuntamientos los que tomemos medidas”.

El regidor batreño ha confesado que recogió la idea de un vecino quien, harto de la subida continuada del precio de la luz le dijo que iba a dejarla de pagar, aún a riesgo de que se la cortasen. “Y es que en el municipio tenemos muchos vecinos que no llegan a fin de mes y no pueden hacer frente a este pago, ya que las facturas se han duplicado. La situación ya no es sostenible”, advierte.

Recuerda, además, que cuando llegó a la Alcaldía tuvo que asumir las facturas con estas compañías. “Somos una administración esencial y no nos pueden cortar la luz. No entiendo como estas empresas ganan tanto dinero tributando solo al 6% mientras corta la luz a familias necesitadas”, apunta el regidor, que explica que su decisión ha sido consultada con los servicios jurídicos del Ayuntamiento.