El alcalde de Pinto, Diego Ortiz, ha hecho un llamamiento a la calma por la aparición de placas de amianto hace más de una semana en un área industrial del municipio, asegurando que no es peligroso para la salud y que actualmente la zona se encuentra acordonada.

“En el momento en el que tuvimos conocimiento del vertido se acordonó la zona y los propios Bomberos de la Comunidad de Madrid han dicho que no es peligroso para la salud. Dicho vertido se encuentra a un kilómetro del casco urbano, concretamente al colegio Dos de Mayo”, ha apuntado el primer edil pinteño.

El Ayuntamiento está trabajando para que se retire ese vertido que solo puede hacerse por una de las dos empresas especializadas que existen en la Comunidad de Madrid. “Estamos preparando toda la documentación necesaria para que se retire lo antes posible”, ha dicho el alcalde.

Desde el Consistorio se ha hecho un requerimiento a la Junta de Compensación del polígono industrial que se está constituyendo actualmente para que retire el amianto. “En el caso de que no lo retiren tomaremos las medidas necesarias”, ha dicho Ortiz, que ha insistido en que “en cualquier caso será retirado”.

DRONES

En este sentido, el regidor ha insistido en la necesidad de dotar a la Policía Local de drones para vigilar los vertidos ilegales. Así ha informado que el Ayuntamiento tiene uno en propiedad “que estaba guardado en el cajón” y que actualmente “no se utiliza”.

Por otro lado, el alcalde de Pinto ha anunciado que en torno a un mes y medio se modificará la ordenanza municipal sobre vertidos ilegales, “aumentando las sanciones a más de un millón de euros” a aquellas empresas que hagan estos vertidos.