Quique da instrucciones durante un entrenamiento (foto: Getafe CF)

En una situación como la que atraviesa el Getafe en este primer tercio de competición todos los partidos son importantes. Pero dentro de eso los hay verdaderamente capitales, como el de este domingo frente al Cádiz (Coliseum, 14.00 horas).

El conjunto gaditano es a día de hoy un rival directo del equipo azulón en la lucha por aludir el descenso, de ahí que un nuevo triunfo en casa -sería el segundo consecutivo- tendría sin duda carácter balsámico para los de Quique. Todo lo que no sea ganar, en cambio, situaría al ‘Geta’ en una coyuntura verdaderamente desesperada por mucho que todavía haya 24 jornadas por delante.

El colectivo gaditano ocupa en estos momentos la 16ª posición con 12 puntos, 6 más que la escuadra getafense, que en caso de victoria se situaría a tan solo tres de distancia. Pero la empresa no resultará sencilla, ya que los andaluces han logrado remontar el vuelo en las últimas jornadas y después de dos empates consecutivos ante Villarreal y Mallorca protagonizaron una auténtica sorpresa en la última jornada al asaltar nada menos que al Athletic en Bilbao (0-1).

De cara a este domingo, el cuerpo técnico podrá contar con la práctica totalidad del plantel a excepción de Jankto, única baja segura, ya que Vitolo jugó unos minutos ante el Villarreal mientras que Sandro podría estar ya listo para reaparecer.

La principal duda estriba en Maksimovic, que regresó tocado tras jugar con su lección, si bien Quique ha confirmado que el resto de los internacionales (Mitrovic, Djené, Damián Suárez y Arambarri) han vuelto en buenas condiciones y están preparados para ser de la partida este domingo.

QUIQUE: “EL CÁDIZ ES UN EQUIPO MUY HECHO”

En su comparecencia previa de este viernes, el técnico azulón ha advertido que “el Cádiz es un equipo muy hecho; lleva seis años de trayecto con Álvaro” -Cervera- “y cada temporada que avanza da un paso más. Álvaro es un entrenador muy listo, muy por delante”, por lo que presagia un partido complicado para los suyos, a los ha tratado de alejar de la presión clasificatoria subrayando que “tenemos que pensar que creciendo lentamente podemos llegar al objetivo. Solo debemos pensar en el partido siguiente”, ha remarcado Quique.

Cuestionado por las posibles carencias del plantel y la posibilidad de que lleguen refuerzos en el mercado invernal ha sostenido que “ahora mismo estamos centrados en que los chicos que tenemos nos den su mejor versión”, ha indicado, “y no pensamos en posibles incorporaciones futuras”.

Por último, y respecto al sorteo de la Copa del Rey que les ha emparejado con el Mollerussa en la primera ronda, el entrenador madrileño puntualizaba que “la Copa no nos estorba para nada. Iremos a jugar a un campo incómodo, pero con la idea de pasar de ronda”, apostillaba.