“Asimétrica, gradual y coordinada”. Así será la desescalada que ha anunciado este martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras concluir el Consejo de Ministros reunido este 28 de abril. Así contará con varias fases, aunque no se ha concretado fechas ya que será diferente en cada comunidad autónoma.

“La desescalada será distinta en función de los territorios, que podrán avanzar hacia la nueva normalidad a distintas velocidades”, ha dicho Sánchez, que ha insistido en que “en base a criterios objetivos (sanitarios, de movilidad y económicos)” y en función de cómo sean los datos de contagios por coronavirus, se podrá pasar de una fase a otra. Eso sí, el presidente ha avanzado que cada fase tendrá una duración de dos semanas, al ser este el tiempo de incubación del Covid-19.

Así pues, la fase cero ya ha arrancado con la salida de los menores de 14 años a la calle. Y continuará este fin de semana, el 2 de mayo, cuando se permitirá pasear o salir a hacer deporte de forma individual. El presidente ha dicho, en este sentido, que próximamente se informarán de los detalles de esta segunda salida.

En la fase 1, se permite, por ejemplo, la apertura de pequeños comercios bajo estricta seguridad, apertura de terrazas con el 30% de ocupación, como los lugares de culto al 30% y los entrenamientos profesionales (éstos sí, el 4 de mayo).

En la fase dos, si se cumplen las condiciones, el presidente ha señalado que los locales de restauración podrán prestar servicio en el interior, además de la terraza; el curso escolar arrancará en septiembre; los locales de ocio, como cines o teatros, de más de 70 metros cuadrados, podrán abrir con un tercio ocupación y los lugares de culto, al 50%. También se contempla la reanudación de actividades de caza y pesca.

Ya en la fase 3, por último, se flexibilizará la movilidad general, recomendándose el uso de la mascarilla en los transportes públicos y fuera del hogar. En el ámbito comercial, se limita el aforo al 50% y una distancia mínima de dos metros. Y en cuando a la restauración, se suavizarán las restricciones, “si bien se mantienen condiciones de separación entre el público”, ha dicho Sánchez.