El Gobierno de España ha impedido este martes, la tramitación de varias enmiendas presentadas por PP, VOX y Ciudadanos, que planteaban bajar el IVA de las mascarillas, del actual 21% al 4%. Según el Ministerio de Hacienda, “supondría perder unos ingresos de 1.568 millones de euros”.

Esa ha sido la contestación del Ministerio de Hacienda a la propuesta concreta de Ciudadanos, exigiendo reducir el IVA. Un dato que el Ministerio obtiene en el caso de que se consuman hasta 50 millones de mascarillas al día.

Eso sí, luego en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra del ramo, María Jesús Montero, ha abierto la puerta a esa bajada “siempre y cuando Bruselas le dé el visto bueno”. Una de cal en el Congreso y otra de arena frente a los medios de comunicación, pues Montero ha dicho que “el reglamento europeo impide que se baje el IVA de las mascarillas de venta al público, no el IVA de las mascarillas los centros sanitarios, que ya está reducida”.

Así ha insistido en que preguntará en Bruselas este extremo, de si se puede reducir el IVA de las mascarillas que se venden al público en comercios.

Sin embargo, desde la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) han informado que Hacienda podría bajar ya el IVA a las mascarillas si quisiera. “Existe margen de actuación para reducir los tipos del IVA aplicables a las entregas del mascarillas del tipo general del 21% que resulta actualmente de aplicación, al tipo reducido del 10% o del 4%”, han apuntado.

El Gobierno de España también ha tumbado dos propuestas de VOX, en las que se exigía dar mascarillas a todos los ciudadanos españoles, y pagar una PCR a todos los miembros de la Policía y Guardia Civil, autónomos y trabajadores de la sanidad.