El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Leganés ha admitido a trámite una denuncia interpuesta por la Agrupación Sanitaria Española (ASAES), por “homicidio“, contra la Dirección del Hospital Universitario Severo Ochoa. El magistrado ha incoado diligencias previas contra cuatro directivos del complejo hospitalario, que deberán declarar el 4 de junio.

La denuncia se fundamenta en la gestión de un hospital que, según los denunciantes, “carecía de un Plan de contingencia” durante la primera ola de la pandemia, lo que habría derivado en “una total improvisación, un descontrol y una ausencia de actuaciones por parte de los responsables a la hora de afrontar las duras condiciones”.

Los denunciantes explican que los médicos de las UCIs del Severo Ochoa desconocían los “criterios”, y presentan como prueba que “el chat del WhatsApp de los Jefes de Servicio de la UCI permanecía inactivo a partir de las 22.00 horas, no funcionando por las noches”, lo que a su juicio “tuvo graves consecuencias para los pacientes, pues se estima entre los médicos de la UCI que de haber estado activo el WhatsApp por la noche, se podían haber salvado al menos 20 vidas de pacientes del Hospital, con nombres y apellidos”.

“SIN CONTROL PARA EVITAR LA EXPANSIÓN DEL VIRUS”

Los denunciantes insiste en que desde marzo hasta junio del pasado año, “hubo momentos en los que se llegó a triplicar el número de pacientes en Urgencias y el 27% del personal fue contagiado por Covid”.

“La Dirección se encerró en su despacho, no dio órdenes (salvo las de no hacer PCR, no dar material, aceptar pacientes de manera descontrolada y rechazar la ayuda de la UME) no se remitió a protocolos porque no existían, no atendió a su equipo de trabajadores y desoyó las peticiones de ayuda desesperadas, de quienes se encontraban bajo su orden y mando”.

También recuerdan la falta de protección entre los trabajadores sanitario. “En ningún momento se llevaron a cabo medidas de control para evitar la expansión del virus entre los trabajadores, no se les sometió a pruebas de detección y se les dejó contagiarse y contagiar a todos los pacientes”.

INDICIOS DE DELITO

Así pues, el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Leganés aprecia la existencia de “características que hacen presumir la posible existencia de infracción penal”.

En un auto al que ha podido acceder Al Cabo de la Calle, pide a la Dirección del Hospital que informe “a la mayor brevedad posible de las competencias de cada uno de los denunciados” -en total cuatro personas-, así como de las “actuaciones llevadas a cabo para contener la pandemia en relación con medios materiales, formación de profesionales, organización del trabajo y protección de los trabajadores”.

De igual forma, el juzgado reclama que se especifiquen los “criterios de traslado de pacientes Covid-19 a otros hospitales o centros médicos”. Algo de lo que deberán dar cuenta el próximo 4 de junio.