Este miércoles se presentaba en sociedad el nuevo Gobierno tripartito de Pinto, que supone la entrada al Ejecutivo del PSOE, de tres ediles de Unidas Pinto y el portavoz de Podemos. Y una de las consecuencias es que quienes anteriormente estaban en oposición, al pasar al Gobierno, ven aumentado su salario.

Así por ejemplo, Pinto pasa a tener cuatro tenientes de Alcaldía, frente a los dos que había antes del pacto. Esto lleva a que el exalcalde y hoy segundo Teniente Alcalde, Rafael Sánchez, pase de cobrar 40.000 euros a 45.000 euros anuales; Carlos Gutiérrez, de Unidas Pinto, cobrará 40.000 euros al año, 4.000 euros más que antes de entrar en el Gobierno, igual que su compañera de partido, Valle Martín.

Lo mismo sucede con Flor Reguilón, del PSOE, que pasa a ser cuarta Teniente Alcalde y por tanto cobrará 5.000 euros más al año: 45.000 euros brutos anuales.

El concejal de Podemos seguirá con sus mismas retribuciones, si bien podrá contra con un cargo de confianza por 36.000 euros brutos al año. El resto de ediles de Gobierno mantienen su sueldo conforme a lo aprobado en agosto de 2019, y no sufrirá una reducción pese a que en algunos casos pierden competencias en favor de sus nuevos compañeros de Gobierno.

Por lo que a groso modo y teniendo en cuenta este aumento de concejales en el Ejecutivo pinteño, el gasto político será de 250.000 euros más hasta el final de legislatura, sucediendo lo mismo que en Getafe, que con la entrada de Podemos se ha disparado a 600.000 euros más.

“En una época de absoluta crisis económica y social, con miles de empleos perdidos en el último año, con decenas de empresas pinteñas cerrando, con un Gobierno que se niega a respaldar económicamente al tejido empresarial y comercial del municipio, y que se decidan subir el salario supone toda una afrenta a los propios vecinos“.

ESTIPULADO EN EL ACUERDO DE GRUPOS

Durante la rueda de prensa de este miércoles, Al Cabo de la Calle preguntó sobre este extremo y fue Rafael Sánchez quien llevó la batuta, al responder que “un teniente alcalde que entre nuevo y un concejal delegado dedicado al cien por cien cobra lo que estipula el acuerdo de grupos, ni más ni menos”.

Diego Ortiz refrendó a su nuevo segundo Teniente Alcalde recordando que se cumple con el “acuerdo de grupos aprobado en agosto de 2019”, y que “no sufre modificación de subida de salarios”.