Fin de semana aciago en el sur de la Comunidad. Especialmente en Humanes de Madrid, Griñón, Pinto y Getafe. Y es que los Bomberos dela Comunidad de Madrid, en colaboración con las policías locales de estos municipios han tenido que intervenir por los efectos de las borrascas ‘Elsa’ y ‘Fabién’, que ha provocado inundaciones, caída de árboles e incluso el cierre de parques.

Así en Humanes de Madrid, la zona más afectada ha vuelto a ser este fin de semana el polideportivo Campohermoso, cuyas pistas se han inundado. Y también el puente de la calle Ferrocarril, totalmente colapsado por el agua. Ya en 2015, IU Humanes denunció que esta zona se inunda siempre que llueve de forma prolongada, algo que cuatro años después sigue repitiéndose.

En Pinto, la calle San Antón de nuevo ha sido la más afectada. Sobre todo la tarde noche del viernes, ya que el agua procedente de la A-4 inundó completamente la zona. El alcalde, Diego Ortiz, volvió a exigir al Ministerio de Fomento obras en la Autovía para impedir que cada vez que llueva “suelte el agua a la calle San Antón”.

Además en Pinto, por las fuertes rachas de viento, la Policía Local cerraba en la madrugada del sábado el Parque Fuster y el Parque Juan Carlos I. Además, PIMER Protección Civil tuvo que intervenir por la caída de árboles que, afortunadamente, no provocaron heridos.

También la M-506, entre Pinto y Fuenlabrada, tuvo que ser cortada a la altura del kilómetro 19 en dirección Móstoles por balsas de agua en el firme.

CORTES DE LUZ

Árboles que también cayeron en Griñón, otro de los municipios más perjudicados por ‘Elsa’ y ‘Fabién’. Así por ejemplo, urbanizaciones como Los Nidos sufrieron cortes de luz, según alertaba el propio Ayuntamiento de Griñón en la madrugada del sábado 21. Poco a poco, a lo largo de la madrugada, éstos se fueron subsanando.

En Getafe también se clausuraron por los efectos del viento hasta cinco parques públicos. Además en varios puntos de la ciudad se precipitaron árboles de gran altura sin que hubiera heridos.

Además, la A-42 tuvo que ser cortada dentro del término municipal de Getafe, por la acumulación de agua. Incluso algunos conductores fueron rescatados de sus vehículos hasta que la situación fue normalizándose.

En total, a lo largo de la Comunidad de Madrid, los Bomberos han tenido que realizar este fin de semana 147 intervenciones. Este domingo la región sigue en alerta amarilla por fuertes rachas de viento.