El PP de Pinto ha acusado al Gobierno local, de castigar a los vecinos “en plena crisis económica y social derivada de la pandemia del COVID-19″, subiendo los precios de la piscina municipal para este año de una manera “brutal e injusta”.

Según apuntan los populares, la actualización de precios se ha efectuado en la Junta de Gobierno celebrada este miércoles y esgrimen la siguiente relación de consideraciones en la lista de precios, que resultarán “lesivas para el bolsillo de los pinteños”.

Así, el precio a los vecinos de Pinto se eleva desde los 2,20 euros hasta los 3,50 -si se compra la entrada de manera online- o hasta los 4,50, si se adquiere de manera presencial. “Más del doble de lo que hasta ahora se abonaba”, explican.

“Resulta desolador que, en un momento como éste, el Gobierno local decida subir las tarifas este año y beneficiar a los usuarios de la piscina que vengan de fuera de Pinto”

Por otro lado, pagarán lo mismo tanto residentes como no residentes, algo que nunca había sido así.

De cara a este año, además, no se podrán adquirir bonos ni se refleja ningún descuento a jubilados, pensionistas, parados, familias numerosas, etc.

ACCESOS POR TURNOS

El acceso a la piscina se realizará en dos turnos -de 10.00 a 15.00 y de 16.00 a 21.00 horas-, los cuales deberán pagarse por separado. Por ejemplo, si una persona adquiere su entrada de manera presencial en la taquilla y desea pasar el día entero en la piscina municipal, pagaría un total de 9 euros, en comparación con los 2,20 (niños) o 3,55 (adultos) que se abonaba hasta hoy.

Se elimina la tarifa de entrada a partir de las 17.00 horas, que iba desde un euro hasta 1,85 euros máximo para adultos en fines de semana y festivos. En su lugar, cualquier usuario que quiera acceder a la piscina, a partir de esa franja horaria, deberá abonar la entrada general de 3,50-4,50 euros. “Es decir, subidas de más del 400%, en algunos casos”, explica el PP.

Por último, también sufre un aumento de los precios el uso de la piscina cubierta en casi todas las modalidades. Bonos, entrada libre, uso por centros docentes o los propios cursillos han visto incrementadas sus tarifas. En algunos casos, con subidas de más de un euro.

“DESOLADOR”

A la vista de estos “perjuicios para los usuarios”, el PP local habla de nula sensibilidad hacia los vecinos por parte del PSOE de Pinto, en una situación tan extrema como la actual. “Resulta desolador que, en un momento como éste, el Gobierno local decida subir las tarifas este año y beneficiar a los usuarios de la piscina que vengan de fuera de Pinto y que, por tanto, no sufragan con sus impuestos el mantenimiento de estas instalaciones”, señalan finalmente.