El Hospital Universitario Severo Ochoa de Leganés dará prioridad a partir de ahora a la asistencia a domicilio tras el pico de la pandemia del coronavirus, mediante consultas telemáticas con los pacientes, mediante llamadas telefónicas o SMS, para garantizar la seguridad en las instalaciones.

Precisamente el centro ha firmado un acuerdo de colaboración con la ONG ‘Médicos del Mundo’ para establecer una estrategia en la vuelta a la normalidad de la asistencia sanitaria.

REORGANIZACIÓN DE LOS ESPACIOS

Este plan establece la reorganización de los espacios que antes estuvieron ocupados por pacientes con Covid-19 y la creación de “circuitos seguros que permitan volver a atender de forma escalonada y eficaz a usuarios y pacientes que no presentan contagio por coronavirus”, según fuentes del centro.

“Los trece quirófanos del hospital, los cuatro paritorios, los dos TAC y las resonancias magnéticas tienen que volver a funcionar con seguridad para todos aquellos pacientes no-Covid que necesitan atención y que no pueden esperar más”, ha explicado el gerente del centro, Domingo del Cacho.

Con la firma de este acuerdo, se busca proteger también al personal sanitario con la implementación de separaciones de zonas limpias y no contaminadas dentro del hospital. “No debemos bajar la guardia. Es necesario extremar todas las precauciones con el fin de proteger al paciente, pero también al personal del hospital. La reorganización de los espacios nos ayudará a crear zonas seguras”, ha señalado Del Cacho.