El delegado del Gobierno en Madrid, el socialista José Manuel Franco, ha rechazado mediar en Getafe, para que los partidos de la oposición vuelvan a participar, en tanto que representantes vecinales, en la Junta de Seguridad Local, de la que fueron expulsados por la alcaldesa Sara Hernández en octubre de 2019.

El PP local había pedido por carta a Franco devolver la democracia a este órgano municipal, pero el delegado se ha posicionado a favor de Hernández, al entender que las afirmaciones de los populares “no se encuentran avaladas por los indicadores conocidos en materia de criminalidad en el municipio de Getafe”, según consta en la carta a la que ha accedido Al Cabo de la Calle.

Además, Franco sostiene que “el respeto al principio constitucional de autonomía municipal impide la intromisión de esta Delegación del Gobierno en la organización municipal”, con lo que rechaza por tanto en actuar como mediador entre Ejecutivo y oposición.

“El delegado del Gobierno se desentiende completamente de este asunto, al igual que de los múltiples casos de criminalidad que se han producido en nuestra ciudad y que le pusimos de manifiesto”, ha dicho el PP de Getafe, recordando los apuñalamientos del inicio del 2020 o el asesinato este verano, del joven Ricardo.