Representantes de China, España, Madrid y Fuenlabrada respaldan la actividad del polígono

La vida sigue igual en el polígono industrial de Cobo Calleja ubicado en Fuenlabrada. O al menos ese es el mensaje que han querido transmitir este jueves, 20 de febrero, autoridades chinas y españolas en un acto que ha tenido lugar en una de las áreas industriales más grandes de Europa –con más de 7.500 trabajadores y una media de 32.000 vehículos al día- para defender el comercio chino frente a la amenaza del coronavirus.

Allí ha estado presente el embajador en funciones de la República Popular China, Yao Fei, que en declaraciones a los medios de comunicación ha agradecido a los ciudadanos de su país que han hecho cuarentena voluntaria en España y que “vuelven a su trabajo con normalidad”.

Fei ha asegurado que “no hay preocupación” tanto en la salud del polígono como en la actividad industrial y económica. “La epidemia pasará y todo se recuperará“, ha defendido el embajador, que ha acabado por hacer un llamamiento a que la población consuma productos chinos y acuda a los restaurantes de esta tipología.

Por su parte el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala como anfitrión de este encuentro, ha manifestado que “no hay problema de abastecimiento en las empresas chinas” asentadas en el polígono. “Si acaso algo puntual, pero quiero transmitir tranquilidad fundamentalmente y que se puede venir a Cobo Calleja con total normalidad”.

“Quiero transmitir tranquilidad fundamentalmente y que se puede venir a Cobo Calleja con total normalidad” ha dicho el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala

Ayala ha defendido que se trata de “un polígono que es un motor económico a nivel español, no solo para Fuenlabrada”. Y ha reiterado que “es importante transmitir esa tranquilidad”.

Como el embajador, eso sí, el regidor fuenlabreño ha reconocido algún problema puntual de mercancías. “Lo que ha podido suceder es en cuestión de importación de China. Al polígono llegan del orden de 200 a 300 contenedores diarios de mercancías y por lo que sabemos la actividad sigue igual”.

APOYO A EMPRESARIOS CHINOS Y ESPAÑOLES

En representación del Gobierno de España ha estado Mari Paz Ramos, directora general de Comercio Internacional e Inversión del Ministerio de Industria y Turismo. Ramos ha justificado su presencia “para mostrar el apoyo del ministerio al pueblo y a las autoridades chinas en este momento difícil que están pasando”.

En este sentido, la directora general de Comercio Internacional ha querido “transmitir a las empresas españolas presentes en el mercado chino y a las chinas presentes aquí en Cobo Calleja un mensaje de tranquilidad y sosiego”. Asegurando que “las autoridades chinas están haciendo todo lo necesario para controlar la epidemia”.

“Las autoridades chinas están haciendo todo lo necesario para controlar la epidemia”

Además ha avanzado que el Gobierno español “está en contacto diario con empresas españolas en China y muestran una gran tranquilidad. No han sentido que haya problemas en su cadena de producción”.

FEBRERO, EL MES MÁS FLOJO DE VENTA

El presidente de Cobo Calleja, Juan Antonio Ortiz, ha señalado por su parte que “el funcionamiento sigue igual. No hemos notado nada ni hemos visto una repercusión. El polígono está abierto y funciona con normalidad”.

Y finalmente un representante de los empresarios chinos en Madrid, acompañado por personal del consulado chino, ha reiterado que todo transcurre”normal” con “los negocios abiertos y sin miedo”. En cuanto a los problemas puntuales que hayan podido ocasionarse por el efecto del coronavirus, ha sentenciado que “febrero siempre es el mes más flojo de venta”.

Tranquilidad finalmente que también han compartido responsables de la Comunidad de Madrid como el viceconsejero de Economía, Isaac Martín Barbero, y el presidente de CEIM y vicepresidente de la CEOE, Miguel Garrido.