El proyecto piloto de paradas bajo demanda para mujeres y menores en diversas líneas de autobuses nocturnos interurbanos, puesto en marcha por la Comunidad de Madrid, arrancó este lunes con cuatro solicitudes. Según ha detallado el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, dos se pidieron en Fuenlabrada y Leganés y otras dos en Valdemoro.

Esta medida que tiene como objetivo aportar mayor seguridad a los usuarios y se ha lanzado en varias líneas que cubren los municipios de Leganés y Fuenlabrada, Las Rozas, Pinto, Valdemoro y Parla, entre la medianoche y las 6.00 horas. Además, según avanzó el consejero de Transportes, podría ampliarse a otras líneas en el futuro.

Este piloto se mantendrá durante tres meses aproximadamente, lo que servirá para evaluar su aceptación y para “ir perfilando” su modo de funcionamiento. En concreto, cada 15 días, los operadores de las líneas de autobús deberán remitir al Consorcio un informe de cada línea que participa en el piloto que incluya, por ejemplo, los viajeros al día por expedición que hayan solicitado el servicio, diferenciando el tipo de usuarios.