El Juzgado número 4 de Getafe ha desimputado a 41 investigados en el conocido como ‘caso Teatro’, al no apreciar indicios de delito por la demolición y obras del Centro Europeo de Producción de Artes Audiovisuales y Escénicas, ubicado en el  antiguo teatro de la calle Madrid de Getafe.

En un auto de 80 páginas, al que ha tenido acceso Al Cabo de la Calle, el magistrado rompe punto por punto los argumentos del denunciante, Roberto Benítez, fundador del partido Impulsa Getafe y exasesor del alcalde del PSOE, Pedro Castro. Y así el magistrado señala “no haberse concretado ningún hecho de signo incriminatorio en el que hubiera podido tener participación” ninguno de los acusados. Asimismo, deja sin efecto las medidas cautelares.

De esta manera, el tribunal ordena el sobreseimiento y archivo de las actuaciones judiciales sobre estas 41 personas, que han aguantado durante seis años el escarnio de la investigación, que ahora queda en nada.

Entre ellos se encuentran miembros del anterior Gobierno del PP en Getafe, incluido el actual concejal Antonio José Mesa Garrido, y funcionarios del Ayuntamiento, así como destacados empresarios locales y arquitectos. Todos ellos inocentes.

De hecho desde el PP subrayan que se “apuntala lo que siempre hemos defendido, que la gestión del PP durante su etapa de Gobierno en Getafe fue honrada, transparente y legal. Han sido seis años de diligencias extremadamente largas, de calvario y de padecimiento personal y profesional de muchas personas”.

De hecho, los populares recuerdan que esta causa “que se trataba de un asunto puramente administrativo, nunca se ha puesto en duda un asunto económico”. Y que el mismo, además, partió de lo que consideran “una denuncia política e interesada”, del antiguo asesor del PSOE y fundador de Impulsa Getafe, cuyo abogado fue indemnizado por el Gobierno socialista de Sara Hernández con 60.000 euros, por 29 días de trabajo en período de prueba en GISA. Lo que se conoce como ‘caso Ganga’.