Este lunes, 13 de julio, el Ayuntamiento de Getafe ha iniciado el repintado de las calles del centro de la ciudad, donde se señaliza la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora. Una medida que fue aprobada en el año 2018.

Tras la zona centro, se iniciará posteriormente en una segunda fase marcando los carriles derechos de las calles con más de un carril por sentido, con la limitación de velocidad máxima a 30 km/h, “para favorecer la movilidad ciclista y de vehículos de movilidad personal”, explican desde el Ayuntamiento.

En fases posteriores se irán ampliando las zonas 30 hasta que todo el municipio tenga esta velocidad establecida como límite máximo. Este programa se complementa con toda una serie de medidas destinadas a garantizar un tráfico más calmado y el cumplimiento de la norma.

“Estamos convirtiendo a Getafe en una ciudad cada día más respetuosa con el medioambiente y por tanto, con la salud de todos sus habitantes”, explica Ángel Muñoz, concejal de Movilidad y Sostenibilidad.

“Un límite de 30 km/h en todas las áreas residenciales puede ayudar a mitigar el cambio climático ya que una velocidad inferior significa menos emisiones de CO2. Además, garantiza un flujo de tráfico constante con menos atascos y congestiones, y consigue que pasear en bici, caminar o utilizar el bus o el tren sean actividades mucho más agradables”, apuntan por su parte fuentes municipales.