“La Comunidad de Madrid sufre un déficit abrumador de viviendas nuevas”. Así de tajante es el informe elaborado por el Instituto de Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada. El documento refleja que actualmente apenas hay 3.000 viviendas nuevas a la venta en toda la Comunidad y advierte ademas que, al ritmo actual de ventas, el stock se habrá agotado en un plazo de entre 9 y 10 meses.

La razón que da el Instituto de Coordenadas es el retraso de los ayuntamientos de la región en otorgar la pertinente licencia de obra nueva. Así se han analizado 22 municipios madrileños con más de 50.000 habitantes y el resultado es que el plazo de tramitación de las licencias de obra nueva se dilata una media de 8 meses.

Particularmente y en lo que se refiere a las principales ciudades del sur de la Comunidad de Madrid, Leganés (en el puesto 18º con 9 meses para tramitar la licencia), Pinto (en el puesto 16º con 9 meses de plazo para tramitar la licencia) y Getafe (en el puesto 13º con 8 meses para tramitar la licencia) se llevan un tirón de orejas en el informe, al ser las ciudades donde más tarde se entrega la licencia. Eso sí, las tres localidades son superadas por Majadahonda, Pozuelo de Alarcón y San Sebastián de los Reyes, que ocupan el podium con 16 y 14 meses de plazo de tramitación.

En el polo opuesto aparecen Aranjuez, Valdemoro y Fuenlabrada, que entregan la licencia de obra nueva en solo 3 meses. Mientras que la ciudad de Alcorcón ocupa el noveno puesto, tramitando las licencias con 6 meses de plazo.

El estudio publicado por el Instituto señala que por encima de 6 meses de plazo de tramitación no hay justificación para no aprobar las licencias de obra nueva. Este retraso en la concesión de licencias para proyectos residenciales distorsiona por completo el mercado inmobiliario en esas zonas y retrae la oferta hasta límites extremos que impactan de forma directa en la fijación de los precios de las viviendas en esas zonas.

Finalmente, el informe del Instituto avisa de que el retraso en la concesión de las licencias repercute también en el nivel de costes asociados a la construcción, que se estima que crecen por encima del 5% a partir del sexto mes de paralización de la licencia.