retirada_coches_getafe

El PP de Getafe ha denunciado este lunes que el Ayuntamiento de Getafe ha perdido una flota formada por una veintena de coches municipales, adquiridos a través del sistema de renting, debido a que el Gobierno municipal no paga a la empresa que suministró los vehículos.

La pérdida de los vehículos se debe, según los populares, a que el Gobierno de Sara Hernández adeuda al banco Santander 126.124 euros desde enero de 2017 por la cuota de los vehículos, que hasta ahora eran usados por técnicos del Ayuntamiento para desarrollar su trabajo diario. Un problema que achacan al incremento del periodo medio de pago a proveedores.

“En quince meses, el tiempo transcurrido desde enero de 2017 hasta marzo de 2018, la alcaldesa no ha pagado ni una sola factura por la adquisición de los coches. Es el colmo de la ineficacia, de la dejadez, de la apatía y de la desgana”, ha dicho el presidente del PP de Getafe, Rubén Maireles.

Maireles ha recordado que “como Sara Hernández tiene a su entera disposición su coche oficial y un chófer, le da igual que los trabajadores municipales se queden vehículos que son imprescindibles en el día a día del Ayuntamiento”, y ha exigido a la alcaldesa que “pida perdón a todos los empleados a los que ha dejado tirados”.

CONTRATO PUENTE

Desde el Ayuntamiento de Getafe han respondido a la denuncia del PP señalando que “no nos quedamos sin vehículos porque se está tramitando un contrato puente en lo que se publica el nuevo pliego de condiciones”.

De esta manera, el Consistorio getafense culpa de la situación al PP y a Ahora Getafe “por su acuerdo para no apoyar este pago en el Pleno, en un intento por evitar que los técnicos hagan su trabajo y perjudicar con ello a los vecinos”. Además, cargan directamente contra Maireles al que acusan de “seguir las directrices del PP de Madrid y responsabilizar a otros de los problemas que ellos mismos generan por su desinterés por la ciudad”.

SIN GASOLINA

La polémica de la desaparición de una veintena de coches municipales utilizados por los técnicos para sus labores diarias no es la única que estos días arrecia en la ciudad y enfrenta a Gobierno y oposición. Y es que la denuncia del PP ha ido más allá y acusa al Ayuntamiento gobernado por Sara Hernández de dejar a los coches de la Policía Local y a los vehículos municipales sin gasolina porque el contrato para el suministro de combustible al parque móvil del Ayuntamiento finalizó hace cinco meses.

Los populares dicen que en noviembre de 2014, el anterior Ejecutivo municipal liderado por Juan Soler adjudicó ese servicio por un período de dos años, con la posibilidad de que el contrato se prorrogase únicamente por otros doce meses adicionales por mutuo acuerdo de las partes, como finalmente ocurrió.

De esta manera y debido a esa circunstancia, según el PP el Ayuntamiento de Getafe permanece desde el 17 de noviembre de 2017 sin contrato para el suministro de combustible para los vehículos municipales ya que no se ha elaborado un nuevo pliego para adjudicar el servicio.

Fuentes municipales, por su parte, acusan a los populares de “falta de iniciativa” y dice que “no será este Gobierno quien dé alas a la falta de imaginación del PP”, quien a su juicio pone “palos y trabas” a la gestión del Ejecutivo. Por eso apuntan desde el Consistorio que “la Policía continúa haciendo su trabajo en la ciudad con los vehículos cuando es necesario”.