Agentes de la Policía Nacional de Fuenlabrada han detenido a una persona con dos kilógramos de cocaína y tras los registros en su domicilio de Alcorcón le han incautado 4 basculas de precisión, 26 papelinas de un gramo dispuesta para su venta, útiles para el envasado (plásticos, alambres), recipientes flexibles para la ocultación de la sustancia en el interior del cuerpo y otras sustancias para su corte.

Todo tras un operativo policial a raíz de la festividad de Semana Santa -26 de marzo- en la carretera M-506 confluencia con la Avenida de Pablo Iglesias. Los agentes se percataron de un vehículo Peugeot 206, que circulaba de forma extraña haciendo zig-zag. Le dieron el alto y le identificaron, mostrándose el detenido “nervioso y esquivo”, según relatan fuentes policiales.

En ese momento, los agentes le incautaron de la guantera un bolsa tipo bandolera que alojaba en su interior 0, 945 kilogramos de cocaína, incautando igualmente a su conductor varios teléfonos móviles y dinero en efectivo.

Posterioremente, durante la investigación avalada por la Justicia, descubrieron que el hombre vivía en Alcorcón y en el registro del domicilio hallaron el resto del material incautado. El detenido fue puesto a disposición judicial que decretó su ingresó en prisión.

CONDUCCIÓN SIN CARNET

Por otro lado, agentes de la Policía local de Fuenlabrada han denunciado en el Juzgado a una mujer que conducía un vehículo sin haber obtenido nunca el permiso de conducción y que, en el momento de la detención, realizaba prácticas junto a un amigo.

Según ha informado jefatura, los hechos se produjeron cuando los agentes observaron cómo un vehículo se saltaba un semáforo en rojo. Al detener el coche, comprobando que su conductora carecía de permiso de conducción.

La denunciada manifestó a que “estaba realizando prácticas para aprender a conducir, con la ayuda de un amigo que iba en el vehículo como copiloto”. Según Policía, “ambos comparten una responsabilidad en la comisión de un supuesto delito que tendrá que dilucidar el juez”.