El barrio de Kelvinator en Getafe no gana para disgustos. Desde hace meses, las obras tienen prácticamente colapsada la zona comprendida entre las calles Torroja y Terradas hasta la avenida del Ferrocarril. A los trabajos de construcción se han sumado las fuertes lluvias que están generando barro arrastrado por camiones de la obra. Y por si fuera poco, el barrio “da la bienvenida” a los nuevos vecinos: las ratas.

Así lo han alertado recientemente en redes sociales vecinos del barrio que también han mandado quejas a este periódico sobre el estado de las zonas verdes. Concretamente en la calle Torroja, en los contenedores próximos a una guardería de la citada calle, donde las ratas campan a sus anchas.

No es la primera vez que los ciudadanos de Kelvinator en Getafe alertan de la presencia de estos molestos roedores en los contenedores de basura, muchas veces repletos de residuos. La situación estos días de lluvia se ha agravado, debido a que las ratas salen a la superficie por la acumulación de agua en las alcantarillas.

Gracias a los escombros y los cubos de basura, las ratas encuentran una vía de escapatoria y los vecinos ya han pedido al Ayuntamiento y a la empresa municipal de limpieza, LYMA, que tome cartas en el asunto para solucionar este problema en el barrio.