La Policía Local de Griñón ha procedido a precintar una arqueta en mal estado, situada en la Cañada Toledana, en el camino hacia Cubas, y que representaba un peligro para los vecinos que por allí transitan.

Desde el Ayuntamiento de Griñón han informado que el año pasado se localizaron y taparon diferentes pozos y arquetas abiertas dentro del término municipal. “En la próxima semana se volverán a revisar los distintos pozos del municipio, para seguridad de nuestros vecinos”, han apuntado desde el Consistorio.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Griñón ha pedido que se pongan en contacto con la Casa Consistorial, cualquier vecino que localice en el municipio alguno de estos elementos en mal estado.