El pasado 1 de enero entró en vigor la medida impuesta por el Hospital Infanta Cristina y el Ayuntamiento de Parla de que los vecinos de los municipios del Área 10 (entre ellos Griñón y Serranillos del Valle) dejarán de tener descuentos en el parking del centro hospitalario.

Y la pasada semana, responsables políticos de estos municipios (entre ellos los alcaldes Iván Fernández, de Serranillos; y José María Porras, de Griñón) mantuvieron una reunión con la Comunidad de Madrid para revertir esta situación que afecta principalmente a los vecinos usuarios del hospital.

Tras el encuentro, la Comunidad de Madrid se ha comprometido a mediar en el conflicto como responsables del hospital y que los vecinos de los municipios del Área 10 sigan teniendo estas bonificaciones.

Mientras tanto, los alcaldes han dejado clara la postura de que tanto el hospital como el Ayuntamiento de Parla están aplicando un convenio inexistente ya que no ha sido aprobado por Junta de Gobierno. De no variar la situación, explicó Porras, lo llevarán a los tribunales “para que estas irregularidades sean depuradas judicialmente”.

“De qué sirve hablar de sanidad pública, si no tenemos un transporte decente para ir a nuestro hospital de referencia. Por qué hablar de sanidad publica, cuando nuestros vecinos tienen que pagar 18 euros al día por un parking”, apuntaba el alcalde de Griñón