La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) ha emitido un duro comunicado contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras cesar al coronel Diego Pérez de los Cobos, alegando “pérdida de confianza”.

Pérez de lo Cobos, por orden de la juez Carmen Rodríguez Medel, titular del juzgado 51 de Madrid, investigaba el papel de las autoridades sanitarias y la Delegación del Gobierno en Madrid, durante el origen de la pandemia del coronavirus. Especialmente las manifestaciones del 8-M y el rol de Fernando Simón.

“El totalitarismo es la disolución de los tres poderes. Los ceses de los que trabajamos como Policía judicial son microgolpes de Estado. Nuestro coronel Perez de los Cobos dijo no. Otros como el Ministerio del Interior prefieren barcos sin honra”, dice la Asociación, que tilda la decisión de Marlaska de “sin vergüenza” y “sin cabeza”.

“DESPOTISMO”

Desde APROGC insisten en que “diga lo que diga Interior es un alarde de despotismo. Quizás quiere alguien que sirva de aviso a navegantes”. Y reiteran que el coronel ha sido cesado por Marlaska “por cumplir las órdenes de la Juez”.

A este respecto, los guardias civiles recalcan al ministro que “no le vamos a decir lo que trabajamos con los jueces” y “si nos amenaza, es que no nos conoce”. Insistiendo en que “defendemos al Coronel Pérez de los Cobos, como lo seguiremos haciendo con todos los guardias civiles que sean tratados de un modo injusto y partidista”.

Y así, APROGC se remite a la literalidad del artículo 15 del RD769/97 de Policía Judicial, que dice: “Los funcionarios integrantes de las Unidades Orgánicas de Policía Judicial deberán guardar rigurosa reserva sobre la evolución y resultado de las concretas investigaciones que les hubieren sido encomendadas, así como de todas las informaciones que, a través de ellas, obtengan. La infracción de dicho deber será corregida disciplinariamente, sin perjuicio de otras responsabilidades, a que la misma pudiere dar lugar”.