Después de un puñado de años plagados de adversidades por fin llegan buenas noticias en el ámbito económico para el Atlético de Pinto, que de un tiempo a esta parte se encontraba entre la espada y la pared a consecuencia de sus problemas con Hacienda. Cerca de 160.000 euros llegó a deber la entidad rojinegra a la Agencia Tributaria en concepto de deudas y sanciones.

Sin embargo, el presidente del club pinteño, Óscar Garvín, desvela en declaraciones a Al Cabo de la Calle que “el Tribunal Económico Administrativo Regional, máximo órgano económico del país y dependiente de la Secretaría de Estado de Hacienda, ha dado la razón al Atlético de Pinto en su reclamación y ha determinado que esta Junta no tenía responsabilidad ni en lo referente a la deuda que heredamos” -y que se acercaba a los 400.000 euros- “ni tampoco en lo tocante a la inspección de oficio de Hacienda en el año 2012, que detectó que el club no había estado dado de alta ni en 2008, ni en 2009 ni en 2010 y que derivó en una sanción de cerca de 150.000 euros”.

“Lo que ha dicho el TEAR”, especifica Garvín, “es que se anulen todas las sanciones y multas en las que derivaron los expedientes. Esto nos posibilita llegar a un aplazamiento voluntario con Hacienda”, sostiene, “porque entre lo que había pagado ya el club y todo lo que ha procedido a anular el TEAR la deuda va a quedar en torno a los 29.000 euros”. Y añade que “todavía faltaría un expediente por resolver de 2013 que nos impedía desgravar el IVA y que reduciría la deuda en otros 17.000 euros”.

La resolución del TEAR es balsámica para el Atlético de Pinto “porque supone el final de una lucha de ocho años en la que solo nos hemos llevado varapalos en el aspecto económico y tanto el club como esta Junta Directiva han salido muy dañados” recuerda el máximo dirigente de la entidad rojinegra antes de advertir que “ahora podremos afrontar patrocinios sin que sean embargados, tener convenios económicos, cobrar lo que nos pertenece por derechos audiovisuales y, en definitiva, dar una viabilidad económica al club”.

“LLEVAMOS TIEMPO SINTIÉNDONOS ABANDONADOS POR EL AYUNTAMIENTO”

Otro de los beneficios que puede conllevar la resolución del TEAR es el posible desbloqueo del pago de la subvención municipal del pasado año por un importe de 40.000 euros. “Yo siempre he defendido que el convenio fue concedido y que se debería haber pagado”, afirma Garvín, “pero el Ayuntamiento defendió que con deuda a Hacienda no nos podía dar esa subvención. Espero que a raíz de estos pasos que se han conseguido y de llegar a un posible acuerdo con Hacienda”, precisa, “se proceda al pago de esa subvención del año pasado porque el club necesita ese dinero, ya que supone en torno al 17 por ciento del presupuesto”.

En cualquier caso, el presidente del Atlético no esconde que la relación con el actual equipo de Gobierno local no es precisamente fluida. “Llevamos mucho tiempo sintiéndonos abandonados por el Ayuntamiento”, denuncia Garvín. “Esta Junta Directiva se ha matado por el club y ha sido tratada injustamente. Espero que con esta resolución se nos deje de hacer daño”, indica, “porque el apoyo del Ayuntamiento es importantísimo y no entiendo tener una mala relación con los demás estamentos. Tenemos que tener unas relaciones cordiales. Estamos dolidos porque hemos estado pendientes de un hilo y no nos han apoyado, pero al final tenemos que trabajar todos juntos en beneficio del Atlético de Pinto”, apostilla.