Nuevo esperpento en el Pleno de Humanes de Madrid. Era de esperar. Y es que días antes de su celebración (el pasado viernes) PSOE, Podemos y Ciudadanos emitieron un comunicado conjunto, denunciando el modelo de convocatoria de la sesión, que desde el Ayuntamiento achacaron a un error. Esto auguraba un Pleno de todo, menos tranquilo. Y así fue.

Primero porque del PSOE solo acudieron dos de los cinco ediles que representan a los socialistas en el Ayuntamiento. Entre ellos su portavoz, Isidro Navalón, que para más inri fue expulsado tras intervenir fuera de su turno de palabra, contraviniendo el Reglamento.

El alcalde le llamó al orden hasta en tres ocasiones “por su actitud provocadora”. Fuentes municipales creen que ese “era su objetivo: ser expulsado”. Y finalmente lo consiguió.

Posteriormente llegaron las reacciones. Así desde el PSOE lamentan que “actitudes como esta (en referencia al alcalde) estén haciendo que Humanes siga siendo un pueblo paralizado, y lo que es peor sin ninguna expectativa de futuro”.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Martín Alonso Mannens, dijo sentir “no haberme levantado de la sesión plenaria, la ocasión lo merecía. Esa falta de respeto, de educación, de comunicación y transparencia no se pueden permitir”.

“RÉDITO POLÍTICO”

Mientras tanto, desde el equipo de Gobierno consideraban que con esta actitud, “el PSOE pretende sacar rédito político, ocultando a los vecinos la ausencia de 3 de sus 5 concejales a la sesión”.

Recuerdan además que “no es la primera vez que el PSOE incumple la normativa”, y lamentan que actitudes como las del portavoz socialista, “empañen otros asuntos como la declaración institucional del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer”.