El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que el Gobierno de Espala ya trabaja en un plan de vacunación contra el Covid-19, que empezará en enero de 2021 y no será de carácter obligatorio para toda la población. “Los expertos recomiendan que no sea obligatoria porque podría ser contraproducente”, ha dicho este sábado el ministro en una entrevista en RAC 1.

Illa ha apelado a la “concienciación” de la población para no hacer obligatoria su suministro, al tiempo que ha adelantado que el objetivo es “tener a la mayoría de la población inmunizada” entre los meses de mayo y julio del mismo año”.

Ante esta situación, ha sostenido que el sistema sanitario “está preparado y en condiciones” para garantizar el acceso de la vacuna, y ha destacado que actualmente hay 13.000 puntos de vacunación en el territorio español y que en anteriores ocasiones se ha podido vacunar de la gripe a más de 14 millones de personas en 9 semanas.