Tal y como se había anunciado desde el Ayuntamiento de Getafe el jueves pasado, a lo largo del fin de semana se procedió a la tala de una veintena de olmos siberianos en un tramo de la avenida General Palacio. Y las reacciones de indignación no se han hecho esperar, un malestar que ya avanzaron desde la Mesa del Árbol de Getafe, colectivo que agrupa a diversas asociaciones locales

Las redes sociales se han convertido en las últimas horas en un hervidero de críticas por lo que se considera un ‘arboricidio’ en toda regla del que se responsabiliza al Gobierno de PSOE y Podemos, por no haber llevado a cabo un mantenimiento adecuado de estos ejemplares y haber procedido a podas durante muchos años que han llegado a calificar de “irracionales”.

Según argumentan los grupos contrarios a su tala, la desaparición de estos ejemplares, cuya edad supera los 40 años, supone la pérdida de una serie de beneficios como la sombra que ofrecían en la época más calurosa del año, la reducción de la contaminación o la amortiguación de los niveles de ruido de la calle, entre otras cosas.

Además, el anuncio de la tala se produjo pocas horas antes de que se procediese a su ejecución, evitando de este modo cualquier posibilidad de reconducir la situación, lo que también ha supuesto otro foco de discordia.

“Una vez más han hecho lo que les ha venido en gana sin escuchar a las asociaciones que existen en el pueblo o a los vecinos en general“, reza uno de los comentarios, mientras que el contenido de otro no puede ser más elocuente: “¿Arboles enfermos? Sí, el Ayuntamiento es quien esta excesivamente demasiado enfermo, son los dueños y “señoritos” del municipio”.

Las críticas son coincidentes a la hora de señalar, por ejemplo, que “Getafe es cada vez una ciudad más hostil y contaminada, ¿y se permiten estas atrocidades?“, o dejan entrever su perplejidad porque “si van a peatonalizar la zona, lo suyo es poner más árboles, no talar los que hay”. Las hay incluso de matiz político, como la que califica lo acontecido de “vergüenza, lo próximo ya veréis que será quitar los aparcamientos. Disfrutemos a PSOE y Podemos”.

A todo esto, el único grupo municipal que se ha manifestado públicamente sobre esta tala ha sido Más Madrid Compromiso con Getafe a través del siguiente comentario, que tampoco deja bien parado al Ejecutivo local: “Cuando más necesitamos a la naturaleza, más insisten en destrozarla. Urgen medidas medioambientales reales”.

LOS ARGUMENTOS DEL AYUNTAMIENTO

En la nota de Prensa del pasado jueves en la que se anunciaba la tala de estos árboles, el Ayuntamiento justificaba esta actuación “por su mal estado de conservación, lo que suponía un riesgo de seguridad, tanto para los vehículos que estacionan en la zona como para los peatones”.

En ese sentido, destacaban las molestias que ocasionaban a los vecinos “porque las ramas llegaban hasta sus viviendas y llegaban a provocar rotura de cristales en ventanas”, y anunciaban que a partir de ahora “se plantarán árboles más pequeños y adecuados para la zona”.

Otro de los problemas, sin embargo, es que estos nuevos ejemplares, pueden tardar muchos años en crecer, además de que muchos de ellos pueden secarse en el proceso.