El sindicato JUPOL, mayoritario en el Consejo de la Policía Nacional, ha mostrado su “profundo malestar”, por las declaraciones realizadas en redes sociales por el portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique. Unas palabras en las que mostraba su apoyo y alentaba a los “terroristas callejeros” que ayer provocaron graves disturbios en varias ciudades de España.

La organización sindical asegura que son más de 35 los policías nacionales que han resultado heridos durante los disturbios

Desde JUPOL, su portavoz Pablo Pérez, ha calificado de “inadmisible, que un portavoz de uno de los partidos del Gobierno de España defienda que se lleven a cabo disturbios en los que se han producido infinidad de daños materiales a mobiliario público y privados, se han saqueado comercios, destrozado oficinas bancarias y “lo que es más grave se han producido agresiones contra los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Según el portavoz de JUPOL, “aquellas personas o colectivos que no rechacen públicamente los sucesos vividos en las últimas horas se sitúan fuera de la legalidad y del orden democrático.

“INTOLERANCIA DEMOCRÁTICA”

“No podemos entender las palabras del portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique alentando las movilizaciones violentas y tan solo podemos pensar que se trata de un representante político absolutamente desnortado, con una actitud displicente y que no está a la altura del puesto que ocupa en la Cámara Alta”, dicen desde el sindicato policial.

Desde JUPOL se ha destacado también el “absoluto silencio” que mantiene el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

La organización sindical asegura que son más de 35 los policías nacionales que han resultado heridos durante los disturbios de anoche de Madrid, a consecuencia del lanzamiento de objetos contundentes por parte de los manifestantes.

Desde JUPOL se ha destacado también el “absoluto silencio” que mantiene el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que una vez más “prefiere esconderse ante los ataques a los que se ven sometidos las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.