La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha defendido la necesidad de quitar los semáforos de la A-5. “No tienen sentido porque no están disminuyendo la contaminación, ni la circulación. No están aportando nada”, ha dicho para posteriormente puntualizar que “han sido una experiencia fallida” y que hay que “recuperar la situación anterior”.

A principios de esta semana, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, adelantaba que los semáforos de la A-5 iban a desaparecer en los próximos días porque “han sido inútiles”. Una postura que comparte, pues, la alcaldesa de Alcorcón.

No así en el tema de Madrid Central. Natalia de Andrés ha defendido la continuidad de Madrid Central porque “pretende mejorar la salud de los ciudadanos. Es un avance en el ámbito medioambiental y de protección de la salud” y ha recalcado que “no se puede retroceder”.

Y es que aunque ha reconocido que “como todo proyecto necesita mejoras y retoques”, paralizarlo o la marcha atrás de Madrid central “puede afectar la salud de los vecinos de Alcorcón”.

Por eso Natalia de Andrés ha pedido al Ayuntamiento de Madrid “que se replantee esa decisión de anular Madrid Central porque va a ser perjudicial para los vecinos de Madrid y también de Alcorcón”. En este sentido, la alcaldesa de Alcorcón ha insistido en que “si lo quieren mejorar que lo mejoren, pero no se puede retroceder”.

Por su parte, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha avanzado también este miércoles que Madrid Central no se va a revertir, pero sí a “mejorar”, algo que se hará con la escucha activa de los actores implicados y afectados.