El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha celebrado la “prudencia” de la Delegación del Gobierno prohibiendo las manifestaciones del 8M, Día de la Mujer.

“Consideramos que no es tiempo de manifestaciones ni de concentraciones masivas de personas, en las que es prácticamente imposible garantizar que se cumplan las más elementales medidas de seguridad, como son la utilización de las mascarillas y guardar la distancia mínima exigible”, ha señalado el titular de Sanidad, durante la sesión de control del Pleno de la Asamblea.

“Ojalá hubiera tenido esa misma prudencia el año pasado, cuando también advertimos del riesgo que se corría con la celebración de la manifestación del 8M”, ha apuntado a continuación.

“Ojalá hubiera tenido esa misma prudencia el año pasado, cuando también advertimos del riesgo que se corría con la celebración de la manifestación del 8M”

En este punto, ha trasladado que desde el pasado 28 de febrero les han remitido, desde la Delegación del Gobierno, hasta 86 solicitudes para valoración técnica por parte de la Dirección General de Salud Pública.

“En la mayoría de los casos se trata de concentraciones de entre 30 y 50 personas, y muchas de ellas son de trabajadores delante de sus propias empresas. Valoración que, en todos los casos, se está realizando en base única y exclusivamente a criterios técnicos”, ha manifestado.

Por esta razón, ha incidido en que no son “categóricos en cuanto a la prohibición de todas las concentración”, sino que informan “caso a caso, en virtud de estos criterios técnicos”.