El Pleno de Fuenlabrada ha dado luz verde este jueves al proyecto de Distrito Centro, con los votos a favor de PSOE, Podemos y la abstención de Ciudadanos, y la posición en contra del PP y VOX. Este espaldarazo a la moción presentada por el Gobierno municipal supone la consolidación del proyecto, y la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobado en el mes de diciembre.

Entre otras cosas, con esta modificación se ejecutará la peatonalización de la calle Móstoles, entre Humilladero y Luis Sauquillo, para enlazar con la calle La Plaza y recuperar la parcela que actualmente ocupa la gasolinera, convirtiéndolo en zonas verdes y espacios libres. A su vez, posibilita la reurbanización del conjunto formado por los espacios que ocupan la calle Cruz de Luisa y su plaza anexa.  

Por otro lado se creará una gran superficie dotacional de uso cultural en la calle La Plaza que permitirá albergar actividades recreativas, docentes y museísticas.

POLÉMICA

El debate sobre Distrito Centro no ha estado exento de polémica. Desde el PSOE ha sido la concejala de Urbanismo, Ana Pérez, quien ha criticado que “las derechas pretenden bloquear un desarrollo que va a beneficiar a toda la ciudadanía solo por evitar que el Distrito Centro salga adelante. Ponen su interés partidista del ‘cuanto peor, mejor’ por encima del bien común”.

Así han acusado a VOX y PP de “poner sobre la mesa una falsa polémica con el único objetivo de defender los intereses de unos pocos propietarios privados en contra del interés de Fuenlabrada”.

Por su parte, la portavoz del PP, Noelia Nuñez, ha manifestado que “hubo vecinos que se enteraron de que les iban a expropiar por el Partido Popular. Muchas familias afectadas y el ayuntamiento sin dar explicaciones”.

Además ha cargado directamente contra el alcalde, Javier Ayala, al que le ha señalado diciendo que “cuando acabe el Pleno el alcalde se irá a su vivienda, mientras otros vecinos serán expropiados por usted”.