La Comunidad de Madrid prohibirá los móviles en las aulas de los colegios e institutos públicos y concertados a partir del próximo curso 2020-2021. Se trata de una medida que entrará en vigor a partir del mes de septiembre del año próximo, y que está “encaminada a la mejora de los resultados académicos de los alumnos, especialmente de los que tienen mayores dificultades para el estudio”.

Con esta iniciativa, el Gobierno regional quiere, además, “dar un nuevo paso en la lucha contra el ciberacoso y el bullying en los centros escolares de la región”.

La iniciativa está contemplada en el programa de Gobierno y afectará a todos los centros públicos y concertados -más de 1.700-, donde actualmente cursan sus estudios más 800.000 alumnos, según ha avanzado este lunes ‘El Mundo’. Actualmente la mayoría de los centros prohíben el uso de teléfonos móviles en las aulas, aunque no existe normativa general al respecto.

PERMITIRÁ EL USO POR RAZONES DE SALUD O DISCAPACIDAD

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ya avanzó en septiembre esta medida, que forma parte de uno de los 155 puntos del acuerdo entre PP y Ciudadanos. Ossorio explicó entonces que la prohibición del uso de móviles “se aplicará siempre que no se utilicen con fines educativos”.

Así, la normativa sí permitirá el uso de estos dispositivos a “los alumnos que los necesiten por razones de salud o discapacidad, conforme a lo dispuesto en la normativa de convivencia”. Asimismo, los docentes y la dirección de los centros educativos podrán proceder a la retirada de los móviles de los alumnos que incumplan esta obligación, que les serán restituidos según la normativa aprobada por el centro.