La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este jueves un acuerdo para promover 18 festejos taurinos en municipios de menos de 8.000 habitantes, eventos actualmente parados por la situación de la pandemia.

Tras visitar la plaza de toros de Las Ventas, donde luce un nuevo mural cerámico en homenaje al torero Víctor Barrio, obra del artista Luis Gordillo, ha explicado que el Consejo de Gobierno dio luz verde ayer a la firma del convenio de colaboración entre la Comunidad de Madrid y la Fundación Toro de Lidia para poner en marcha la Fiesta del Toro 2021-2022, dotado con 900.000 euros.

Este evento consta de dos torneos. Por un lado, un circuito de nueve novilladas para los nueve mejores novilleros de Madrid, de las comunidades autónomas aledañas y del resto del mundo; y, por otro lado, un torneo de diferentes encastes para dieciocho matadores que, a lo largo de nueve festejos, se medirán con todo tipo de ganaderías. Ambos festejos se iniciarán antes del 31 de diciembre de 2021 hasta completar su ejecución, el 1 de julio de 2022, han explicado posteriormente desde el Ejecutivo autonómico.

Tanto las novilladas como el torneo de encastes se celebrarán siempre en plazas de tercera o cuarta categoría, en fechas diferentes a las fiestas patronales de la localidad, y consistirán en un festejo taurino con eventos accesorios a su alrededor. La Comunidad de Madrid cuenta actualmente con 39 municipios con plaza fija de toros, 64 ganaderías y 5 escuelas de tauromaquia.

Para la celebración de todos los festejos se tendrá en cuenta la evolución de la pandemia y, en todo caso, contarán con un protocolo de prevención frente al Covid, de acuerdo con la normativa vigente en la Comunidad de Madrid y las directrices de Salud Pública.

Asimismo, Ayuso ha recordado que el año pasado ya defendieron el mundo del toro “con presupuesto, con ayudas sin precedentes” en España, como fueron las ayudas de más un millón de euros a ganaderos del toro de lidia.

En este sentido, ha avanzado que en 2021 se volverán a convocar con el objeto de “compensar su caída de ingresos”. La dotación será de 3 millones de euros, y de hasta 100.000 euros por explotación.