Foto: RFEF

La selección absoluta femenina puso broche de oro este martes a su doble compromiso amistoso en Alcorcón con un triunfo de calado ante Dinamarca, un rival al que nunca antes  había conseguido vencer después de doce enfrentamientos y que acabó sucumbiendo en el estadio de Santo Domingo por un incontestable 3-0.

Fue un partido redondo del combinado nacional, que ya durante la primera mitad exhibió su dominio sobre la vigente subcampeona de Europa, con numerosas llegadas por banda, aunque sin encontrar opciones claras de remate. Al menos hasta el minuto 43, en el que apareció Aitana Bonmatí para enganchar un remate ajustado al poste y abrir el marcador en un momento de los llamados psicológicos.

El gol resultó balsámico para el colectivo de Jorge Vilda, que con los cambios mantuvo su hegemonía sobre el terreno de juego y dejó el asunto sentenciado en el 67′ gracias a un cabezazo de Patri Guijarro.

Con 2-0 en el marcador y un rival entregado, el tramo final del encuentro sirvió para que debutasen con la absoluta hasta tres jugadoras (Anna Torrodá, Rosa Márquez y Claudia Pina) y para que Aitana Bonmatí pusiera la rúbrica con el tercer tanto, segundo de su cuenta particular, tras una excelente acción personal.

JORGE VILDA: “HA SIDO UN PARTIDO MUY COMPLETO”

Al término del encuentro, Jorge Vilda admitía que “ha sido un partido muy completo. Todos hemos disfrutado y se ha mejorado lo que hicimos contra Bélgica”, señalaba el seleccionador antes de referirse al estreno de hasta tres jugadoras con la absoluta, “lo cual supone una gran noticia, porque además lo han hecho con merecimiento ya que no han desentonado para nada durante los entrenamientos”